COMPRAVENTA DE VIVIENDA EN SUELO RÚSTICO

casa-en-suelo-no-urbanizable

Cosas que debe saber antes de comprar una casa en el campo

Un cortijo en el campo, con piscina, jardín, árboles, en un entorno inmejorable, es el sueño de muchas personas, pero también si no se tiene cuidado, se puede convertir en una pesadilla. La mayoría de las casas rurales están construidas en suelo no urbanizable, muchas de ellas sin licencia y sin que se puedan legalizar a posteriori.

En algunos casos, con el transcurro de unos años, las acciones prescriben, y los propietarios materializan esos derechos sin problema (el cortijo no se puede demoler, ni te pueden imponer una multa), pero en otros casos, las acciones son imprescriptibles, y un futuro adquiriente de la misma (que ni siquiera la construyó) puede enfrentarse a una orden de demolición muchos años después (a pesar de la gran inversión que desembolsó en la compraventa).

Es por ello que le recomendamos que mire con mucho cuidado la documentación del cortijo (si tiene escritura o no, si es sólo de la parcela o también aparece declarada la vivienda), si está inscrita o no en el Registro de la propiedad, que compruebe la información catastral y lo que es más importante: el suelo en el que está ubicada y la normativa que le resulte aplicable (en el planeamiento general del municipio en el que esté situada).

No porque tenga escritura, haya una licencia, o incluso esté inscrita en el Registro de la propiedad, quiere decir que la vivienda sea necesariamente legal. Recuerde que, en suelo no urbanizable, no está permitido (salvo excepciones) el uso residencial. Tampoco el que haya muchas viviendas construidas en los alrededores, quiere decir lamentablemente que el suelo sea urbano.

Asimismo, si constata que la vivienda está situada en suelo no urbanizable, debería de averiguar si éste es de especial protección, así como la antigüedad de la edificación (y si lo puede acreditar de alguna manera). Y ello porque habría que comprobar si en el año que se construyó la misma existía o no la especial protección, y si en general han prescrito las acciones que tiene el Ayuntamiento, tanto para imponer una multa como para ordenar la demolición de lo indebidamente construido.

Además del riesgo de la multa y la posibilidad de demolición, la compra de una vivienda ilegal, tiene otros inconvenientes como que no se podrá declarar nunca la obra nueva, ni inscribirla en el Registro de la propiedad, ni tener acceso a los servicios básicos municipales (luz, agua, alcantarillado…).

Si necesita asesoramiento, no dude en contactar con nosotros.